Informantes: Manuela Vaquerizo Fernández
Elvira Berzosa Ramos
Localización: Chiclana de Segura


animas

Romance de tema incestuoso, aunque frustrado por la complicidad de la madre y la hija frente al padre.
La primera versión documentada aparece en el siglo XVIII en un repertorio sefardí lo que implica su extensión por todo el mundo hispánico, aunque está comprobado que debió ser conocido ya en el Siglo de Oro, durante el cual fragmentos de dicho romance se incluyen en varias obras dramáticas (año 1646).
De nuevo, el hecho de que se trate de un romance-cuento hace que no aparezcan versiones escritas en colecciones anteriores dado el gusto de la época por los romances-escena.
De esquema significativamente parecido al de otros romances, lo que demuestra un paralelismo por otro lado indudable, la base melódica se desarrolla sobre una escala diatónica plena, sin embargo, el cambio de acento rítmico motivado por la preparación de versos más largos le confiere una autenticidad y una diferenciación apreciable.

Silvana
Silvana se paseaba
por los altos corredores,
con un pañuelo de Holanda
que le arrastran los galones.
Su padre la remiraba
por un mirador que había.
– Silvana si quieres ser
de tu padre bien querida.
– Si te vinieses conmigo,
de oro y plata vestirías.
Silvana se metió dentro
con la leche maldecida.
– Maldita sean las madres
que «tien» hijas tan bonitas.
– ¿Qué te pasa Silvanita?
¿Qué te pasa hija mía?
– Que el tunante de mi padre
me persigue «tos» los días.
– Déjalo tú, Silvanita,
déjalo tú, hija mía.
Que ya llegara el día
que mudemos de camisa.
La camisa de Silvana
su madre se la ponía,
la camisa de su madre
Silvana se la ponía.
A otro día por la mañana
salió a la reja florida.
Su padre la remiraba
por un mirador que había.
– Silvana si quieres ser
de tu padre bien querida.
– Si te vinieses conmigo,
de oro y plata vestirías.
– ¿Cómo quieres que ve vaya
si yo ya estoy casada?
Primero tuve a don Juan,
segundo a doña María
y ultimita a Silvanita
que era la que más quería.
¿Quién a visto a Silvanita
en un convento metida
por querer guardar su honra
y querer salvar su vida?

Ver Partitura

[print_gllr id=1282]