Informante: Catalina Guzmán López
Localización: Pegalajar

Desgraciadamente, actuar según una doble moral, la que nos rige íntimamente y la que nos conduce en nuestros actos sociales es un hábito que ha llegado a la actualidad y se mantiene con plena vigencia. La historia de tres hermanas que eran, periódica y asiduamente, visitadas por el sacristán del lugar hasta que un malentendido da al traste con los huesos de éste y el consuelo de las otras supone un buen ejemplo.

El zarandillo es una canción-danza española considerada como derivada de la zarabanda; por sus contrastes rítmicos tiene cierta afinidad con canciones-danza populares extendidas por América, como la guajira cubana. La zarabanda es un baile andaluz al que ya se hace mención en un documento del año 1583. Shakespeare hace alusión a esta danza y, ya muy modificada, aparece en suites de Haendel y Bach.

Las Zarandillejas
Esto eran tres hermanas,
las zarandillejas,
mocitas y sin casar,
zarandito y andar.
Hacían un camisón,
las zarandillejas,
para verlo de ganar,
zarandito y andar.
Y la más chiquititilla,
las zarandillejas,
el candil para alumbrar,
zarandito y andar.
Dice la más chiquitilla,
las zarandillejas,
gente suena en el corral,
zarandito y andar.
La una agarra un palo,
las zarandillejas,
la otra agarró el cirial,
zarandito y andar.
— ¿Qué haces por aquí Gonzalo?
las zarandillejas,
¿qué haces por este corral?
zarandito y andar.
— Los amores de la chica,
las zarandillejas,
me hacen por aquí rondar,
zarandito y andar.
La una le daba un palo,
las zarandillejas,
la otra dos a la par,
zarandito y andar.
Y la más chiquititilla,
las zarandillejas,
el candil para alumbrar,
zarandito y andar.
Y le pusieron el cuerpo,
las zarandillejas,
como nueces en costal,
zarandito y andar.
Y a otro día en la mañana,
las zarandillejas,
a entierro toca en San Juan,
zarandito y andar.
Le dice una a la otra,
las zarandillejas,
¿quién se habrá muerto en San Juan?,
zarandito y andar.
Dice la más chiquitilla,
las zarandillejas,
¿y a qué queréis preguntar?,
zarandito y andar.
Si lo habéis «matao» vosotras,
las zarandillejas,
a palos en el corral,
zarandito y andar.
La una se pone el velo,
las zarandillejas,
y a la misa ya se va,
zarandito y andar.
La otra cogía el bolso,
las zarandillejas,
para el entierro pagar,
zarandito y andar.

Ver Partitura
[print_gllr id=1239]